¿Los gatos pueden comer arroz?

El arroz forma parte de la dieta humana desde tiempos remotos. Nadie discute sus propiedades nutricionales, pero en el caso de los animales, no siempre puede consumirse de la misma manera. 

En el caso de los gatos, cuando falla la comida seca o nos vemos en la necesidad de sustituirla, el arroz representa una excelente opción por su fácil manejo, conservación, preparación y bajo precio. 

Sin embargo, ¿Es lo suficientemente bueno para un gato como para integrarlo en su dieta diaria? A continuación te respondemos esta duda. 

Arroz y alimentación gatuna 

Los gatos son animales carnívoros, por lo tanto, la proteína animal debe ser la base de su alimentación. El pollo, la carne y los pescados deben incluirse en su dieta al menos tres veces a la semana para que el felino pueda gozar de una nutrición adecuada. Las proteínas deben componer al menos 75 por ciento del total de calorías diarias. La proteína taurina, presente en el músculo de la carne, es esencial para su desarrollo. Por este motivo, hay que proporcionársela a menudo para evitar un déficit de aminoácidos.  

Sabiendo esto, vamos al punto que nos interesa: el arroz. Muchas recetas caseras para gatos, sobre todo los famosos paté, contienen arroz como base de sus preparaciones. No obstante, este cereal, al ser un carbohidrato rico en almidón, no ofrece los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos alimenticios de los gatos.  

Lo ideal sería mezclar comida comercial y comida casera para que así nos aseguremos de estar satisfaciendo todas sus necesidades. 

La buena noticia es que el arroz no es tóxico para los gatos. Por lo tanto, puedes ofrecerles arroz sin temor y, además, ¡ellos lo adoran! Los gatos poseen las enzimas necesarias para metabolizar los carbohidratos del arroz sin problema. 

El detalle está en darle de comer en cantidades limitadas. Si lo piensas bien, en su hábitat natural un felino jamás comería arroz. La idea es que este cereal sirva como relleno en el plato, pero no debe ser la fuente principal de las calorías que ingiere. 

Los expertos recomiendan que el consumo de arroz no debe sobrepasar los 4 días continuos y que se ofrezca solo como complemento en el plato. A pesar de esta aclaratoria, muchos alimentos para gatos contienen arroz mezclado con proteínas, así que seguramente tu gato ya lleva tiempo comiendo este cereal sin que te hayas percatado. 

Es necesario recordar que el veterinario debe autorizar la inclusión de un nuevo alimento en la dieta de nuestra mascota. Será él el encargado de decidir las raciones y la forma de incorporarlo a la dieta. 

Beneficios del arroz para los gatos 

Los gatos tienen dificultad para digerir los almidones de los carbohidratos, como los que encontramos en la pasta, pero en el caso del arroz, la mayoría puede digerirlo sin inconvenientes.

Cualidades del arroz: 

  • Aporta Calorías  
  • Es fuente de vitamina B 
  • Contiene Magnesio 
  • Estabiliza el sistema digestivo 
  • Hace que las heces sean duras  
  • Evita la deshidratación 

Consecuencias de alimentar a un gato con arroz 

Si bien el arroz no es tóxico para los gatos, es decir, su sistema digestivo es capaz de procesarlo, una dieta basada en arroz puede traer consecuencias en su organismo, tales como: 

  • Puede acarrear desnutrición 
  • Afecta la longevidad del animal 
  • Produce gases 
  • Vómitos 
  • Problemas de desarrollo en cachorros. 
  • Produce hinchazón abdominal 
  • No debes darle arroz a tu gato si sufre de diabetes 
  • Por ningún motivo se le debe dar arroz a los cachorros, ni siquiera en casos de diarrea. 

Hay que recalcar que el arroz siempre debe estar siempre cocido; nunca crudo, ya que no es posible para los felinos digerir los granos. Además, en su estado crudo, el arroz libera una sustancia llamada lectina (un pesticida natural) que puede intoxicar al animal, causándole vómitos y diarrea.  

Tampoco debes añadir salsas ni condimentos al preparar el arroz. 

Debes recordar que el arroz debe constituir la menor porción del plato. La proteína debe ser lo más abundante, en segundo lugar, los vegetales y por último, el arroz o lo equivalente a un 25% como máximo. 

¿Cuándo debo darle arroz a mi gato? 

Existen situaciones específicas en las que ofrecerle arroz a nuestro gato puede ser beneficioso debido a que este cereal es uno de los más fáciles de digerir. Puede ser arroz blanco o integral, siempre y cuando no sea crudo. 

Entre ellas tenemos: 

  • Si sufre de enfermedades digestivas, como diarrea, ya que el pienso en estos casos puede irritar el estómago. 
  • Si se ha acabado la comida comercial y no hay tiempo para restituirla 
  • Quieres variarle el menú a manera de premio. 

Recetas caseras para alimentar a tu gato con arroz 

Si deseas darle de comer a tu mascota un plato diferente o simplemente te quedaste sin comida seca para tu gato, te presentamos algunas recetas fáciles, rápidas y económicas que te ayudarán a salir del atolladero. 

Recuerda consultar con el veterinario antes de introducir un alimento nuevo a la dieta de tu mascota. 

1. Arroz con ternera 

Ingredientes 

  • 1 taza de carne molida 
  • 1 taza de puré de calabaza 
  • 2 vasos de arroz  
  • 2 cucharadas de aceite 

Procedimiento 

Sofríe la carne con un poco de aceite hasta que esté cocida. Añade el puré de calabaza y el arroz y ponlos al fuego hasta que el arroz este blando. Espera a que se enfríe y guarda en el frigorífico. 

2. Arroz con sardinas 

Ingredientes 

  • 1 lata de sardinas 
  • 1 taza de Arroz cocido 

Procedimiento 

Destapa la lata de sardinas, retírale las espinas y mezcla con el arroz.  Luego calienta la preparación y añade un poco de aceite y vinagre.  

Deja reposar y cuando esté frío vierte la preparación en la licuadora para convertirla en puré. Sirve frío. 

3. Arroz con pollo 

Ingredientes 

  • ½ kilo de pollo picado 
  • 2 vasos de arroz 
  • 1 zanahoria rallada 
  • 1 litro de caldo de pollo 

Procedimiento 

Hierve las piezas de pollo en el caldo. Cuando estén listas añade el arroz y la zanahoria y cocina a fuego lento hasta que el líquido se evapore y que el arroz se ablande. Listo. 

4. Arroz con hígado 

Tal y como lo mencionamos anteriormente, la taurina no debe faltar en la alimentación de los gatos y una de las fuentes más económicas y seguras es el hígado. Aquí te damos un ejemplo de una preparación deliciosa y nutritiva. 

Ingredientes 

  • ½ Kg de hígado de pollo 
  • 2 tazas de arroz cocido 
  • Brócoli (cantidad necesaria) 
  • ½ taza de zanahoria rallada 
  • Aceite para freír 

Procedimiento 

Hierve la zanahoria y el brócoli unos minutos hasta que estén al dente. Luego, sofríe en un poco de aceite el hígado, cuando esté listo, añade el brócoli y la zanahoria cocidos. Ahora mezcla el arroz blanco y deja al fuego bajo por unos minutos para que los ingredientes se mezclen y listo, tienes un platillo delicioso, con nutrientes cómo proteínas, carbohidratos y vegetales y, cómo si fuera poco, muy económico. ¡Una pasada! 

Deja un comentario